Pastoral Juvenil - TEMAS DE REFLEXIÓN
   
PASTORAL JUVENIL
  HOME
  ¿QUIENES SOMOS?
  INTEGRANTES
  CALENDARIO DE ACTIVIDADES
  VOCACIONAL
  EVENTOS
  GALERIA
  CONTACTO
  VISITANTES
  VIDEOS
  ENCUESTA
  TEMAS DE REFLEXIÓN

Copyright-2010
TEMA 1:
Dios no vale la pena...
¡Vale la vida!

Eloy Martínez Adame   


Encontrar tu vocación no es cuestión de suerte, ni cuestión de casualidades. Dios tiene un llamado para cada uno de nosotros y una vocación que espera ser aceptada; Aceptar el llamado de Dios no es un llamado al sufrimiento en soledad, sino un llamado a ser feliz ayudando a los demás. El amor a Dios no puede guardarse en tu corazón y por ello espera ser dado a manos llenas. ¡El amor de Jesucristo no se sufre; se vive!

Porque Dios no vale la pena... ¡Vale la vida!


«Antes de formarte en el vientre, te escogí; antes de que salieras del seno materno, te consagré y te nombré profeta.
<<Jeremías 1, 4-5>>

________________________________


TEMA: 2

¿ERES  TÚ  UN  JOVEN  O 

UN  ROBOT?

Miguel Asencio

 


"No anden como tontos, sino como hombres responsables. Sepan aprovechar el momento presente, porque estos tiempos son malos. Por eso no parezcan unos estúpidos..." 

Busquen la voluntad de Dios
(dice el apóstol Pablo en Ef. 5, 16-17)


Lo que me ha motivado a preguntar a adolescentes y jóvenes de hoy: ¿Cómo vas caminando en tu vida? ¿Vas haciéndote persona o vas convirtiéndote en robot?...
Ustedes jóvenes, (también los adultos) sufren más que nunca la fuerte influencia de los medios de comunicación, que maneja la sociedad de consumo, para imponerles modos de vestir, comer, beber, bailar, comportarse, "vivir la vida", que lamentablemente no construyen tu vida, ni te van haciendo más hombre o mujer, con una personalidad sólida y positiva.

Los publicistas que trabajan para las grandes industrias, y productores, lanzan su propaganda, sus slogans bombardeando nuestra mente, atención e intereses, siendo ellos los que piensan y deciden por nosotros.

¡"Vive la vida a todo dar"!... no son más que trampas para hacer de ti un robot y no una persona libre. "Yo soy libre, pero no puedo hacerme esclavo", dice la Palabra de Dios (1 Cor. 6,12). ¿No será que esto conseguimos, cuando seguimos el último grito de la moda, o caemos en vicios y comportamientos que rebasan los límites de la moral?
Caprichitos, rebeldías, libertinajes, infantilismos, irresponsabilidades, deben ir quedando atrás, para relucir mentalidad y actitudes maduras, serias, responsables y constructivas.
Tu puedes ir modelando tu carácter, tu personalidad porque Dios quiere que seas una persona con dignidad, responsable de tu papel en la comunidad y de tu destino feliz.
¿Eres capaz de decir ¡NO! cuando en tu clan, grupo "collera", te quieren imponer vicios: tragos, el "pito", el libertinaje sexual?. No sabes sobreponerte al "qué dirán", las burlas de tus "amigos", y no tienes "más remedio" que actuar como ellos, actuando así como autómata o zombi.

¡Libérate! rompe las ataduras que hacen de ti un robot y no una persona. Vive con los valores morales del Evangelio, como virtudes encarnadas en tu vida.


Finalmente te invito a y reflexionar Ef. 4,14-16.

¡Sé tú mismo!
 
   

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=